Ingenieros de Nissan crean a “Sparky” un LEAF para carga

Dice el dicho “La necesidad es la madre de la invención” y los ingenieros de Nissan lo ponen diariamente en práctica en el Centro Técnico de Nissan en Stanfield, Arizona.

Es en este centro donde los ingenieros aman construir, probar y jugar con nuevos proyectos. El equipo de ingenieros piensa mucho acerca del “¿Por qué no?”. Recientemente crearon un vehículo eléctrico único en su clase para transportar suministros y personal alrededor del centro de tecnología.

“Tratamos de mantener este proyecto en secreto para hacerlo emocionante para todos. Pero tenemos visitantes que ven la camioneta y preguntan ‘¿qué es?’. Sin duda es un buen tema para iniciar conversación”, dijo Roland Schellenberg, miembro del equipo de Durabilidad y Confiabilidad de Nissan.

“Sparky”, como se le conoce en todo el campus, es una mezcla de un Nissan LEAF con una Nissan Frontier, traído a la vida por Roland y Arnold Moulinet. Sparky es una creación única en su tipo, con una misión específica en la vida: el apoyar las operaciones en los terrenos de prueba de Nissan ubicadas en 12m2 en Stanfield, Arizona.

“Necesitaba un proyecto para poder unir más al equipo. Teníamos la necesidad de una camioneta, de algo para conducir alrededor de las instalaciones, un camioneta de fácil movilidad, “ dijo Schellenberg.

Fueron varios meses de trabajo, en los que se presentaron muchas consideraciones, pero Arnold Moulinet, colega de Schellenberg en el grupo Durabilidad y Confiabilidad, contaba con las herramientas correctas para convertir el vehículo en realidad.

“Después de que Schellenberg nos dijo que iba a ser el Nissan LEAF el que íbamos a convertir, me fui a casa y me quedé hasta las cuatro de la mañana haciendo todo tipo de diseños que podrían funcionar”.

“Básicamente, contamos con la funcionalidad del Nissan LEAF, y después de revisar una variedad de diseños de camionetas Nissan, decidimos utilizar una Frontier. Mi trabajo principal en el centro es realizar pruebas rigurosas con vehículos de carretera. Soy bastante bueno en tomar los vehículos y desarmarlos completamente para después volver a armarlos de nuevo y reanudar pruebas “, dijo Moulinet.

El terreno desértico del Centro Técnico de Nissan ofrece un ambiente ideal para probar los vehículos en un clima caliente, probando así su resistencia al calor, refrigeración del motor y el rendimiento del aire acondicionado.

También hay una pista en forma de óvalo de ocho kilómetros y cuatro carreteras individuales diseñadas para poner a prueba la durabilidad, confiabilidad y confort del vehículo. “Sparky” ahora es parte del equipo de apoyo para ayudar a sus operaciones.

“Al ser una camioneta rápida, y no tan ruda, yo la veo como un niño, pero un niño con corazón. Es algo que todos creamos juntos. Todos compartimos. Así que tiene un poco de todos”, dijo Schellenberg.