Volkswagen presenta el nuevo SUV T-Cross

Volkswagen presentó su nuevo T-Cross, el primer SUV pequeño de la compañía, y con ello continúa de forma resolutiva la ofensiva iniciada en 2016, con la llegada al mercado del actual Tiguan.

Este modelo completamente nuevo pronto conquistará corazones en los mercados de tres continentes gracias a su combinación de elegancia, practicidad, versatilidad, conectividad y ahorro, con lo que marca nuevas referencias en su clase en muchos aspectos. Así, el modelo crossover urbano se presenta como un compañero ideal en el día a día y más allá.

Con el T-Cross, Volkswagen introduce otro modelo SUV: más pequeño, y por lo tanto, mejor adaptado a la ciudad que el T-Roc, e incluso más compacto que el Tiguan. Ralf Brandstätter, director de Operaciones de la marca Volkswagen, explicó en el estreno mundial en Ámsterdam: “Hoy, presentamos el T-Cross por partida triple. Lo hemos desvelado hace unas horas en Shanghái, y lo haremos otra vez en São Paulo esta noche. Esto demuestra lo importante que es el T-Cross para la marca Volkswagen como un producto verdaderamente global”.

Brandstätter presentó el nuevo T-Cross junto a la británica Cara Delevingne, supermodelo, actriz, músico y embajadora del T-Cross. Cara, que cuenta con 41 millones de seguidores en Instagram dijo: “Viajo continuamente y, por ello, trabajar con Volkswagen, el mayor fabricante de coches del mundo, supone una colaboración perfecta para mí. El T-Cross es más que un SUV urbano – tiene múltiples facetas, como yo. Además, me encanta que sea un coche con estilo”.

El nuevo T-Cross es un compañero genial para todas las ocasiones
El T-Cross se basa en la plataforma modular transversal (MQB), que permite que el eje motriz delantero esté situado en una posición muy adelantada. Considerando la longitud total del vehículo de 4,11 metros, los 2,56 metros de distancia entre ejes son generosos, lo que permite un interior amplio con espacio suficiente para cinco personas. Para la mayor versatilidad posible en el interior, el asiento trasero desplazable se puede ajustar en 14 centímetros, permitiendo más espacio para las piernas de los pasajeros o más espacio para equipaje. La capacidad del maletero es de entre 385 y 455 litros. Gracias al respaldo de los asientos traseros, que se puede abatir de forma completa o parcial en un abrir y cerrar de ojos se puede crear un espacio de carga plano de hasta 1.281 litros de volumen.

El nuevo T-Cross ofrece tres motores turboalimentados a elegir: dos de gasolina y uno diésel. Los dos motores 1.0 TSI de tres cilindros con filtro de partículas de gasolina generan 70 kW (95 CV) o 85 kW (115 CV). Completa la gama el 1.6 TDI de cuatro cilindros con 70 kW (95 CV). Todos los motores cumplen la última normativa de emisiones Euro 6d-TEMP.

El equipamiento de serie para el nuevo T-Cross incluye numerosos sistemas de asistencia al conductor que previamente estaban reservados a vehículos de clases superiores. Las extraordinarias prestaciones del vehículo en caso de colisión y su protección de ocupantes ejemplar, incrementan la seguridad, reducen el riesgo de accidente y mejoran el confort de conducción. El equipamiento de serie ya incluye el sistema de monitorización del entorno Front Assist con detección de Peatones y Sistema de Frenada de Emergencia en Ciudad, el asistente de arranque en pendiente y la detección de fatiga. También están disponibles de manera opcional el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist, el sistema de protección proactiva de ocupantes, el asistente de cambio de carril Blind Spot Detection con el Rear Traffic Alert integrado, el control de crucero adaptativo y el Park Assist.

El nuevo T-Cross proporciona el más alto nivel de trabajo en red y conectividad con el mundo exterior. Incluso el funcionamiento y la personalización de las funciones a bordo son intuitivos. Los smartphones se pueden cargar por inducción, y hasta cuatro puertos USB ofrecen más comodidad en el terreno digital.

La producción – España, Sudamérica y China
Al igual que su modelo hermano, el Polo, el nuevo T-Cross también se fabrica en la fábrica española de Volkswagen en Navarra. Para asumir el crecimiento particularmente fuerte del mercado de los SUV compactos, Volkswagen va a invertir alrededor de 1.000 millones de euros hasta 2019. Al mismo tiempo, se crearán un 10% más de puestos de trabajo allí. Para el período 2017-2027, institutos independientes de previsión pronostican que los llamados CUV (Vehículos Utilitarios Crossover) se multipliquen por dos a nivel mundial dentro del segmento de los coches pequeños; del que forma parte el T-Cross. En Sudamérica y China -dos mercados que siguen creciendo-, se están produciendo versiones del T-Cross especialmente diseñadas para estos mercados.

Ofensiva SUV de Volkswagen
Con el nuevo T-Cross, Volkswagen sigue avanzando con su ofensiva SUV a nivel global. Esta empezó en 2016 con la llegada del actual Tiguan, al que siguieron en 2017 el Tiguan Allspace, con espacio para hasta siete pasajeros, y el T-Roc, el SUV de la familia Golf. Del mismo modo, en 2017 aparecieron el Atlas -diseñado para Estados Unidos- y el Teramont, su versión homóloga para China, ambos como modelos de siete plazas.

En 2018, Volkswagen América presentó dos prototipos del Atlas: el Cross Sport y el Tanoak. En China, donde debutó el nuevo Touareg, también se han presentado dos futuros SUV: el potente SUV familiar Tharu y el avanzado SUV de tamaño medio Tayron.

Un vistazo al futuro: en 2020, el ID. CROZZ será el primer SUV completamente eléctrico de Volkswagen que se lanzará al mercado. Luego, con modelos comprendidos entre el T-Cross y el ID. CROZZ, Volkswagen ofrecerá una de las gamas SUV más grandes del mundo y cubrirá prácticamente todos los segmentos.